Conectarse

Recuperar mi contraseña





Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:37 am por Invitado

» Golden Eyes Revelaciones {RPG +18} || Elite
Jue Oct 25, 2012 12:42 pm por Afiliaciones

» Peticion de Personajes
Vie Oct 19, 2012 3:50 am por Allyson Karev

» RPG Our Solemn Hour · Afiliación Élite
Jue Oct 11, 2012 10:12 pm por Invitado

» ※ Registro de Trabajos
Jue Oct 11, 2012 8:56 am por Satén Bourbon

» ※ Registro de Apellidos
Jue Oct 11, 2012 8:54 am por Satén Bourbon

» Satén Bourbon
Jue Oct 11, 2012 7:26 am por Satén Bourbon

» ※ Registro de Semidioses
Jue Oct 11, 2012 7:24 am por Satén Bourbon

» Camp demi Gods [Afiliación Élite]
Jue Sep 27, 2012 12:17 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Sáb Ene 14, 2012 9:40 am.




Université Fourvière





LonelyHeartsClub Dark City of Beast Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Rol Anatomia de Grey 0 Finite Incantatem Image and video hosting by TinyPic I got a secret Photobucket Image and video hosting by TinyPic Another Praga Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Panem Games RUN AWAY RPG http://illiweb.com/fa/pbucket.gif null Image and video hosting by TinyPic This is my destiny Love Sucks


El tamaño es de 35x35, si no nos dejas un boton de esas medidas nosotros mismos lo editaremos mediante codigos html








Licencia de Creative Commons
The Inmortals by The Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en the-immortals.forosactivos.es.

Todas las imagenes y contenidos en el foro, tanto fichas, como historia y normas, son completamente propiedad de The Inmortals. Realizadas expresamente por El Steff del foro. Si copias cualquier contenido de este foro se considerara plagio y eso puede denunciarse a ForoActivo.




Erya {Artemisa} Hayes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Erya {Artemisa} Hayes

Mensaje por Erya A. Hayes el Lun Ene 23, 2012 2:24 pm

Erya Artemisa Hayes
~ You held a certain fascination... when you were beautiful, delicate, and untouched
~



Datos Principales

  • Nombre Completo : Erya Artemisa Hayes
  • Edad : 22 años aparentes. Milenios de existencia.
  • Raza : Diosa
  • Lugar de Procedencia : Delos
  • Orientación Sexual : Heterosexual
  • Ocupación : Estudiante de último grado de universidad.



Descripciones

  • Descripción Física :
    Nombrarle Divina, sería redundante, al ser Artemisa en si, una divinidad; pero es uno de los calificativos mas cercanos en cuanto a su aspecto físico. De contextura delgada y estatura media, mantiene un cuerpo estilizado y curveado. Posee una piel clara perfecta y un cabello castaño, ondulado y largo, lo cual la vuelve aún a la lejanía en una figura digna de admirarse. Sus ojos son azules y la tonalidad de ellos impactante, resaltan sobre su hermoso rostro. Son de la misma tonalidad que la de los de Zeus, su padre. Aunque la expresión de ellos es enteramente diferente. En algunos momentos esos ojos parecerían matar con la mirada y otras tantas denotar inocencia del alma, justo como es la personalidad de su portadora. Sus labios son carnosos y de formas perfectas y delicadas, totalmente deseables. En resumen, Artemisa es simplemente hermosa. Como Diosa que es, posee un porte impresionante, totalmente elegante en todas las ocasiones. Sus movimientos son delicados y sensuales siendo naturales en ella y no algo estudiados. Ágil y diestra.

    Apariencia física:
    ]

  • Descripción Psicológica :
    Como pasa con casi todos los dioses de la antigüedad, su papel nunca queda perfectamente definido a uno u otro lado de la raya entre bondad y maldad y Artemisa fluctúa, a la manera que los seres humanos saben que ellos lo hacen, entre muchos matices, sin quedar enteramente en el blanco puro ni en el desesperado pozo sin salida del negro absoluto.
    Siempre ah sabido lo que quiere y no para hasta lograr el objetivo, determinada e inteligente, la Diosa representa un buen rival para cualquiera. Muchas de las ocasiones parece ser extremista y pasional. No permite burlas de ningún tipo, y quien lo hiciere enfrentará las consecuencias, dado que resulta implacable si se le toma como enemiga. No es una persona solitaria, aún cuando disfrute de la soledad para tener paz. Es leal a los de su familia, como lo es Apolo o su madre Leto.
    Es toda una guerrera, desde que nació ah demostrado su valía y tesón.
    Su personalidad es complicada, pues así como es determinante, resulta ser inocente y tierna en algunos aspectos, la diosa virgen conoce del amor y el deseo, pero no esta interesada en practicarlos, como la mayoría de los dioses, porque, al saberse una hija de Zeus, ah elevado sus expectativas para cualquier hombre que la posea. Sin embargo es coqueta y femenina. Sonriente, en ocasiones de faz ingenua y con ese misterio rodeándola que logra que ella sea, por sobre todos la más preciosa de las joyas, siendo deseada por muchos y ella amando a casi nadie. A pesar de sus ojos expresivos, nunca se puede saber en como reaccionará a las circunstancias.


  • Gustos : El tiro con arco y la cacería. No le representa problema alguno el portarse humanitaria y tiene facilidad para curar, incluso le gusta. Estar en la naturaleza . Los retos y desafíos. Curiosamente y pese a amar la cacería, es protectora de algunos animales.

  • Odios : los victimarios y aquellos que les gusta ser victimas de las circunstancias. Sus enemigos por supuesto y la mentira y traición. Detesta sobremanera el incumplimiento de pactos y promesas dadas. El obsceno deseo que muestran los hombres, asqueroso y con lejanías inmensas al camino más puro, el amor, si es que existe.

  • Manías : Arquear una ceja, su ceja derecha específicamente, ver a los ojos todo el tiempo y averiguar si lo que le dicen, es verdad. Acariciar con su dedo índice y medio su labio inferior o juguetear con el cuando algo la mantiene pensativa.

  • Miedos/Fobias : Ser desposada por mandato de Zeus a algún semi Dios o Dios, le gusta la libertad en su expresión entera. Su mayor miedo se cumplió hace demasiado tiempo, en otro milenio y otro cielo, cuando al ser engañada, le quitó la vida a Orión



Historia

  • Historia :
    Zeus, en su romance con la bella Leto (hija de los titanes Ceo y Febe), tuvo otro de sus románticos raptos amorosos y encerró a su pareja, y a él mismo, en la corporeidad mágica de una pareja de codornices encelados. Tras ese rapto poético, Leto quedó encinta; llevaba en su seno a los gemelos Apolo y Artemis. Tras el idilio y sin tener casi tiempo para despedirse de su amante ni comprender bien el alcance de su acto de amor, la futura madre de los grandes dioses debió huir del ataque de la celosa Hera, esposa legítima y verdadera de Zeus, harta de sus historias románticas y extramatrimoniales. Para castigar a quien tanto había arrebolado a su veleidoso marido, Hera lanzó a la serpiente Pitón en persecución de la horrorizada embarazada, con la maldición de que no consentiría el parto en ningún rincón de la tierra que estuviera alumbrada por el sol. Con la ayuda del viento, Leto fue hasta las proximidades de Delos. Allí parió al primero de los gemelos, iniciándose un largo proceso de parto. Nacida Artemis y ya consciente del peligro que corría su inocente madre, esta pequeña empezó a utilizar parte de los recursos de la divinidad y, a pesar de ser tan sólo una niña recién nacida, ayudó a su madre a pasar al otro lado, de tierra firme a una isla huidiza.


    Este hecho, absolutamente milagroso y sorprendente, de que Artemis, nada más saltar al mundo, emprendiese su tarea, ayudando a que su madre siguiera su destino y cruzara las aguas, para poder arribar finalmente a la isla de Delos, es prueba de que se trata de una personalidad mitológica extraordinaria Pitón y de la consiguiente venganza de Hera, Leto se coloca en la ladera norte del monte Cinto, a cubierto de la luz del sol; allí la fatigada y asustada parturienta dio a luz a Apolo, tras nueve días de contracciones y dolores. Delos, tras el nacimiento del dios, quedó para siempre anclada en su lugar y ahí está, como prueba tangible de que lo que se cuenta es cierto, como todo lo que la mitología nos relata.


    Cuando, un poco más crecida, se encuentra con su padre Zeus, la niña pide un raro favor: ser virgen para siempre (que significa en la actualidad no ser desposada, al menos sin su consentimiento) y llevar arco y flechas, como lleva su hermano Apolo. Además, quiere tener el privilegio de ser portadora de la luz, vestir una preciosa capa de cazadora, coquetamente rematada en rojos y que termina a la altura de sus rodillas; también pide una compañía de sesenta ninfas del océano, otras veinte del río Amnisos, perros de caza, todos los montes del Universo y, si tuviera tal antojo, cualesquiera ciudad que le complaciese poseer. Al padre Zeus, poderoso dios y humano personaje, le hace gracia la petición de la niña y le concede todo lo reseñado; sabe que lo que la niña quiere para sí es mucho, pero eso es también un claro signo de crecimiento y el padre acepta la larga lista de obsequios y privilegios y se muestra más generoso todavía, ya que le da treinta ciudades, para empezar, mientras que, considerando que ya es lo suficientemente seria como para aceptar responsabilidades protectoras, la pone al cuidado de los caminos y los puertos de su mundo, que no es otro que el griego, el mundo de su reinado inicial como diosa de los montes y de la caza que en ellos se encierra, y le dice que ahí no va a acabar su fama ni su gloria, ya que serán muchas las ciudades que se pondrán bajo su protección.


    Tras conseguir de su padre el lote de deseos, Artemis va a la isla de Lipata, invitada de Hefesto, el feo dios -herrero. A las ninfas virginales que acompañan a Artemis, les aterroriza el aspecto de los moradores de la isla, los gigantescos Cíclopes, pero la diosa ha visto que los monstruos están trabajando en su forja, cumpliendo un encargo de Poseidón, para el tiro de caballos de su carro y -al verlos trabajar tan diestramente- sabe que ellos deben ser quienes elaboren el deseado arco y el correspondiente carcaj donde guardar sus flechas. El arco tiene que ser de oro y ella lo necesita para ese mismo momento, así que los Cíclopes deben abandonar el encargo de Poseidón y pone manos a la obra para que Artemis tenga un arco como el de su hermano gemelo. Los herreros dudan, pero la joven les convence con la promesa de que, tan pronto el arco esté en sus manos, saldrá a cazar carne fresca y la primera presa será para ellos. La oferta se acepta y los habilidosos artesanos (encargados también de forjar los rayos de Júpiter en el Etna, en Sicilia, en la mitología romana) realizan el precioso arco para la cazadora . En realidad, más que la pieza prometida, lo que mueve a los Cíclopes a trabajar tan rápidamente es la orden recibida de su superior de que cualquier deseo de la joven sea atendido de inmediato y con exactitud.


    De la isla, Artemis salta a la Arcadia, dejando atrás a sus infantiles y asustadizas ninfas, marchando con su arco listo para abatir toda pieza que se ponga a tiro. Allí se encuentra con Pan, y éste le proporciona una jauría, con los diez mejores sabuesos que se pueden conseguir en el planeta. Emprende la marcha y captura durante el camino un par de hermosas corzas que van a servirle de espléndido e insólito tiro para su carro construido en oro. Ya pertrechada, preparada la jauría que Pan le ha regalado, las corzas uncidas al carro de oro, y su arco de plata tenso y listo para la caza, se va al monte Olimpo, para iniciar su vida de diosa adulta. En el monte, Artemis ensaya el arco y dispara dos flechas a los árboles; mata a una bestia salvaje con la tercera; al cuarto tiro alcanza a una ciudad impura. Con los cuatro tiros de su arco, el que también es emblema de la Luna en cuarto creciente, la joven Artemis ha desplegado la panoplia de sus facultades divinas.

    Son cuatro flechas con las que ha asentado su poder sobre los bosques y los animales. Poder sobre la vida y la muerte de sus patrocinados, mientras que, de paso, ha recordado que también las ciudades han alto puestas bajo su tutela y vigilancia, por orden expresa y sobradamente generosa del padre Zeus. Terminada su primera expedición, Artemis se da la vuelta y ordena a su tropilla animal el regreso a Grecia, para reunirse con sus ninfas, contarles el resultado, y dar reposo a sus ciervas, que reciben de las gentiles doncellas nada menos que el trébol de los campos privados de Hera; el trébol que da la fortaleza y asegura el crecimiento instantáneo a los animales que lo coman. Es el reconocimiento total a su reinado apenas comenzado sobre la faz de la tierra.

    Níobe, la reina de Tebas y esposa de Anfión, alardeó de su superioridad sobre Leto (madre de Apolo y Artemisa) porque había tenido catorce hijos, siete varones y siete mujeres, mientras Leto había tenido solo uno de cada. Cuando oyeron esta impiedad, Apolo mató a sus hijos mientras practicaba atletismo y Artemisa a sus hijas, que murieron en el acto sin un solo sonido. Apolo y Artemisa usaron flechas envenenadas para matarlos, aunque según algunas versiones dos de los Nióbides, un varón y una mujer, fueron perdonados. Al ver a sus hijos muertos, Anfión se suicidó.

    Como joven virgen y hermosa, Artemisa despertó el interés de muchos dioses y hombres, pero ninguno de ellos logró ganar su corazón, a excepción de su compañero de caza Orión.
    Alfeo, un dios río, estaba enamorado de Artemisa, pero sabía que no podía hacer nada para ganarse su corazón, así que decidió raptarla. Artemisa estaba con su séquito en Letrenoi cuando fue al Alfeo, pero sospechando sus motivos cubrió su rostro con barro para que el dios río no la reconociera.
    Búfago, el hijo del titán Jápeto, vio a Artemisa y pensó en violarla. Detectando sus pecaminosos pensamientos, la diosa lo atacó en el monte Foloe.
    Sipretes era un muchacho cretense que vio accidentalmente a Artemisa bañándose desnuda o intentó violarla, y ésta lo transformó en una muchacha.

    Un solo hombre ganó su corazón; Orión, un héroe mortal. Artemisa estaba profundamente enamorada de Orión, a tal punto que Apolo, hermano de Artemisa, temía que su hermana pudiera perder su virginidad con Orión, o bien estaba celoso porque su hermana ya no le prestaba atención, o creía que Orión tras abandonar a Eos acabaría también abandonando a su hermana. Por ello tramó un ardid para que Orión muriera. Explicó a Gea la vanidad del cazador y ésta envió un escorpión contra él. Orión trató de escapar nadando hacia la isla de Delos, donde esperaba que Eos lo protegiera, y entonces Apolo desafió a Artemisa a disparar sus flechas contra el que se alejaba nadando tras acusarlo de haber seducido a Opis. Artemisa disparó sus flechas y lo mató. Tras ello, descubrió que se trataba de Orión y por no poder hacerlo revivir, lo colocó entre las estrellas.

    En la actualidad Artemisa conserva la lozana juventud y belleza etérea que la ah caracterizado siempre. Estando en diferentes partes del mundo y llamando a sus acompañantes solo cuando ella lo necesitase, que con el tiempo, cada vez necesito menos. Soporta las ciudades, siempre y cuando pase mucho tiempo en áreas verdes, y en apariencia estudia los últimos años de universidad, costumbre cotidiana y nueva, debido a que los titanes han regresado y Zeus, su padre, ah pedido expresamente que los Dioses estén preparados para un nuevo embate. Desde entonces, Artemisa reside en Nueva York, con cambios significativos en su comportamiento. Admite la cercanía de hombres y sus cortejos, sin embargo ella no acepta a nadie, porque para hacerlo necesita que se le d demuestre que ese hombre, semi Dios o Dios, vale la pena y ninguno ah logrado hacerlo.

    Es la mejor de tiro con arco, como es de esperarse en la universidad, no es ninguna novedad para los Dioses ni para ella misma, que al final comienza a aburrirse de una ciudad como nueva York.

  • Familiares :
    -Zeus (Padre).
    -Leto (Madre).
    -Apolo (Hermano).
    -Ceo y Febe (Abuelos)


Otros Datos

  • Enfermedad :
  • Pertenencias Valiosas :
    Arco y flechas
    Según el himno homérico a Artemisa, tenía arco y flechas dorados, pues se le aplicaban los epítetos Khryselakatos, ‘del asta dorada’ e Iokheira (‘que se deleita con las flechas’). Las flechas de Artemisa también podían causar la muerte inmediata y enfermedades a muchachas y mujeres.
    Carros
    El carro de Artemisa estaba hecho de oro y era tirado por cuatro ciervos de cornamenta dorada (Elaphoi Khrysokeroi). Sus bridas también eran de oro.
    En la actualidad posee flamantes autos audi

  • Nivel Económico : Alto, más no de opulencia, Zeus jamás dejaría abandonada a su hija.

  • Otros : Gusta de estar en museos de arte, aunque particularmente, no le interesa nada acerca de historias griegas; ella ya las ha vivido.
avatar
Erya A. Hayes
Diosa
Diosa

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 22/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Erya {Artemisa} Hayes

Mensaje por Scarlett A. Williams el Mar Ene 24, 2012 2:04 am


#Ficha Aceptada}
Bienvenid0, no olvides completar tus registros, leer las normas
y divertirte.



Scarlett Afrodita Williams

Apariencia en el Olimpo:

avatar
Scarlett A. Williams
Diosa
Diosa

Mensajes : 406
Fecha de inscripción : 08/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.